domingo, septiembre 21, 2008

Let it go...

Se acercó hacia mi sin el mayor preámbulo, me tomó del brazo y mirándome fijamente, con esos ojotes que tiene, me preguntó cómo me llamaba. Creo que estaba en esos 5 minutos del día, en que no importa que suceda afuera yo flojita y cooperando, así que le respondí con una sonrisa: "Me llamo Ana y tu?", se quedó pensando un momento y me dijo: "Me llamo Sofía". "Qué bonito nombre! Sabes lo que significa?", su cabecita se movió en señal de no y no pude no aventarme una clase de etimología al respecto: "Significa Sabiduría, debes ser muy sabia!" me sonrió apenada.

Así pasé los siguientes 45 minutos, hablando de todo y de nada con una niña de 5 años a la que parecía haber impresionado. No dejaba de tocarme, de abrazarme. Tomaba mi bolsa, sacaba mi cartera, jugaba con mi celular. Me hacía muchas preguntas, y yo, por algún extraño motivo estaba entusiasmada por responderlas.

"Oye, ya viste la mamá palmera y sus hijitos?" me dijo después de haber agarrado un macetón lleno de tierra. Mi lado obsesivo-compulsivo no se hizo esperar y le dije: "Después de jugar con la tierra hay que lavarse las manos, porque aunque no los veamos hay muchos animalitos en ella que nos pueden enfermar". Inmediatamente sacó las manos de ahí y corrió a lavarselas. Regresó emocionada a enseñarme sus manos limpias, yo namás podía sonreir.

Justamente hoy, en que me hacía tanta falta expresarme, en que sentía que paulatinamente me estaba convirtiendo en un ser cada vez más solitario y ensimismado, Sofía apareció y me hizo la noche!

Como saben no suelo ser "la amiga de todos los niños", tanto así que alguna vez me apodaron Herodes. Sin embargo la inocencia y la "desnudez" de esta niña me conquistó. Esa cosa tan limpia, tan auténtica que poseen los niños me ayudó hoy a recordar que el mundo a veces corre tan deprisa que no nos damos cuenta de lo que verdaderamente importa. Trabajo, fiestas, alcohol, drogas, sexo, dinero, presiones.... todo eso no es nada sino se tiene un momento al día para reflexionar al respecto. Detenernos por lo menos unos minutos al día y valorar lo que hicimos, poner en una balanza el día y sopesar lo bueno, lo malo y lo peor, siempre con el criterio suficiente para saber cuánto de lo que aconteció nos sirve y cuánto es basura desechable.

Dejémoslo ir...




Mi unicornio Azul - Silvio Rodriguez
Mi Unicornio azul ayer se me perdió
pastándo lo dejé y desapareció
cualquier información
bien la voy a pagar
las flores que dejó
no me han querido hablar.
Mi unicornio azul ayer se me perdió
no sé si se me fue
no sé si me extravió
Y yo no tengo más
que un unicornio azul
si alguien sabe de él
le ruego información
cien mil o un millón yo pagaré
Mi unicornio azul se me ha perdido ayer
se fue..
Mi unicornio y yo hicimos amistad
un poco con amor
un poco con verdad
con su cuerno de añil
pescaba una canción
saberla compartir era su vocación.
Mi unicornio azul ayer se me perdió
y puede parecer acaso una obsesión
pero no tengo más que un unicornio azul
y aunque tuviera dos
yo solo quiero aquel
cien mil o un millón yo pagaré.
Mi unicornio azul se me ha perdido ayer
Se fue...

3 comentarios:

Dark Fenix dijo...

Es verdad Ana, de vez en cuando hay q darse un tiempo para pensar, para recordar, para respirar en paz con el mundo...


Te dejo un abrazo grande ^^
Fran

PD: Me encantó el relato ^^.. Y la niña me produjo una tierna imagen de "gatito de Shrek" en la mente... ;)

Dark Fenix dijo...

Ana,
pues acabo de leer tus comentarios en el blog... Y creo q tienes razón... La verdad q no estoy sufriendo, pq la verdad q no soy de ese tipo de personas q sufre por cosas q están tan fuera de su control, pero me desconcierta no saber q le ha ocurrido a Reggis... Y en ese sentido sí me preocupa, no por la relación (este bizarro noviazgo) en sí, sino más bien por su persona...

Te agradezco mucho tus palabras, en serio... ^^

Un beso, y gracias de nuevo...

Fran

Mr. Magoo... dijo...

Habra que dejarlo ir, muy cierto, y mira que las pruebas siempre aparecen por ahi a diario (en mi caso elevado al cubo) pero aun asi es dificil dejarlo ir, se necesitan muchos g.... en fin.
Te siguen los melgambres, ya ves? no eres Herodes, tienes angel... a veces medio malandrin pero tienes angel jejeje.
Un abrazo.

Reporte clínico...

    follow me on Twitter

    Terapia grupal...