jueves, octubre 02, 2008

2 de Octubre no se olvida...

Y sí, yo no lo olvido.

Y no me refiero a la conmemoración de los lamentables hechos ocurridos en Tlatelolco el 2 de octubre del '68, aunque se podría decir que tiene conexión con mi 2 de octubre.

El mío ocurrió en 1998, long time ago (a mi edad diez años es casi toda mi vida conciente). Acababa de entrar a la prepa, apenas empezaba a diferenciarme entre la multitud, todavía no sabía muy bien quién era (continuo sin saberlo), o que quería de la vida (neither). El caso es que era yo una escuincla caguengue (de las mejores frases de mi madre) en el mundo real, o eso creía. Después de haber estado 9 años de mi vida presa entre los barrotes del Colegio Simón Bolívar Río Mixcoac (only ladies), la entrada a la prepa fue toda una experiencia nueva para mi. Desde ir sin uniforme a la escuela y tener que planear que ponerme la noche anterior hasta tener la libertad de salirme del salón a la hora que se me diera la gana e irme a vaguear con mis compas.

Analizándolo en retrospectiva, creo que la prepa, más que enseñarme cáculo diferencial o química orgánica, me permitió definirme, aprender a distinguir mis límites y actuar responsablemente, bueno.... a veces =)

Entonces, decía que corría el 2 de octubre de 1998 cuando después de mis clases salí a la explanada de la prepa y había una ceremonia conmemorando los 30 años del movimiento estudiantil. Música, poemas, discursos... mi mero mole. Recuerdo que en el momento quedé impresionada, me acerqué al grupo de estudiantes que lo había organizado (la mayoría de los cuales serían conocidos después como CGacHeros) y apartir de ese día compartí momentos similares con ellos.

Ese viernes empecé a trabajar en una de las múltiples identidades que poseo: la hippie. Empecé a vestirme pandrosa (un buen pretexto para no tener que pensar en qué ponerme al día siguiente), a leer cosas "subersivas", a ser contestataria, a criticar el sistema, a cuestionar, en fín... ese día comencé oficialmente mi carrera de grilla. He de confesar que nunca tuve el suficiente valor o el suficiente daño cerebral para ser "radical", nunca hice nada de lo que pudiera arrepentirme, siempre apoyé hasta donde mi Pepé Grillo me lo permitía.

No sé... hoy en la mañana escuché la trillada frase: "2 de octubre No se olvida" y me vinieron tantas cosas a la cabeza. Y creo que política y socialmente hablando si se olvido, han pasado 40 años y se ha hecho poco por el caso, todavía no tienen ni cifras oficiales de muertos, siguen sin ponerse de acuerdo acerca de quién dió la orden para empezar a disparar, tantas cosas que lo único que me hacen pensar es que en este país siempre imperará la impunidad... whatever. Sin embargo, a mi no se me olvida que hace 10 años empecé a ser quien soy ahora.

2 comentarios:

Dark Fenix dijo...

Yo recuerdo con una cuasi sonrisa esos momentos donde mi vida de "niño" hizo un quiebre y empecé a ver el mundo, a percibir la realidad de otra forma... Empecé a ser consciente, como vos bien lo decís..
Es lindo poder recordarlo y entender por qué somos como somos hoy en día... ^^

Te dejo un abrazoteeeee Anaaa

PD1: Acá en Argentina suele "recordarse" el fin de la dictadura q agobió al pais con un "Ni olvido ni perdón" tambien trillado... No habrá ninguno de los dos, pero impunidad, de esa sí hay, y mucha...

PD2: A mi edad 10 años es mucho más q mi vida consciente... jeje :P

gabriel revelo dijo...

interesante post... ojalá y todos tuvieran tal claridad de lo que significa una fecha como el 2 de octubre... es una lastima ver que otros sólo ocupan la fecha para realizar actos bandalicos que solo nos llevan a un circulo vicioso.

por cierto, ese día, hace tres años ganamos un campeonato mundial.


saludos!

Reporte clínico...

    follow me on Twitter

    Terapia grupal...