lunes, febrero 11, 2008

I can't belive it!

No están ustedes para saberlo ni yo para contarlo, pero en este bendito pueblo lleva lloviendo 18 horas consecutivas y me caga! He aquí las razones:

1.-La humedad que hay en el ambiente, producto de la lluvia, me esponja el cabello de manera no chic!

2.-La humedad que hay en el ambiente, producto de la lluvia, hace que me den reumas, sí! leyeron bien, REUMAS. Mis pobres articulaciones sufren con estos cambios de clima, aparte yastoy viejita!

3.-(MUY IMPORTANTE) Este fucking bicycle town carece, en la mayoría de sus calles y avenidas, de alacantarillas. Por lo tanto, toda el agua se queda ahí, en el pavimento, esperando a que el bendito sol salga y la evapore, lo que nos conduce a la cosa que más me caga de que llueva aqui: No hay charcos, hay pinches lagos por tados partes y uno tiene que ir saltando no como Gene Kelly en "Dancing in the rain",no! sino más bien como atleta checoslovaca en competencia de salto.

El caso es que tengo 45 minutos esperando a que se pasé el agua, o que mínimo se relaje, porque aquí aventarte el tiro de caminar unas cuantas calles bajo la lluvia es un riesgo para el que todavía no estoy preparada.

Pueden creer que fui a 3 supermercados (Wall Mart, Comercial Mexicana y San Francisco) y en ninguno de ellos tienen paraguas, rompevientos o impermeables? Wtf?

Pequeñas reafirmaciones del universo para que me dé cuenta en donde vivo, ni modo, la naturaleza es sabia!

Se lo lavan!

3 comentarios:

Adamantio dijo...

Estuve hace unos meses en Singapur, y allí puede llover durante semanas... sin parar. Tus 18 horas no son nada en comparación. Ahora bien, la ausencia de paraguas es imperdonable jejeje

Reggis FraPe dijo...

No te apachurres amiga, mira encontré este pensamiento, espero que te guste….saludos.

“El cielo está nublado, el ambiente está frío y hostil. Días tristes, sin un rayo de sol… días lluviosos sin ti.
Tu recuerdo forma las nubes y la lluvia es el llanto del cielo, que ve cómo te alejas. Mientras, desde lo alto, los ángeles del cielo miran y se llenan de ternura al ver cómo te extraño. A veces, cómo el horizonte, confundo mis sentimientos con el clima y cuando lloro, el cielo me acompaña en señal de comprensión. Sutilmente el viento te lleva mis suspiros, que son cálida brisa, que inesperadamente, acaricia tu piel cuando más sola estás.

La ciudad es un desastre por que mi tristeza ha invadido todo el lugar. Mis letras están frías si tú no las lees y aunque tú no estas, tu recuerdo no es el mismo si tu memoria no está conmigo. La soledad no es tan dura con tus palabras, la música evoca tu nombre, lo pide a gritos y lo exige a cántaros de lluvia.

Cada gota que cae, es cada momento en que pienso en ti, cada que recuerdo tus ojos, las cosas con las que me haces reír, tu voz a la distancia cuando dices que me extrañas, cada madrugada juntos, cada suspiro que me robas, todas y cada una de las cosas de esa caja llena de sorpresas que día a día compartes conmigo.

Mi corazón te extraña, no late igual si no estás tú, por eso mis días se hacen más largos, más difíciles, más incomprensibles e inexorables, días en que el sol no brilla, que lo oculta tu recuerdo. Son días en que quererte es más necesario… son DIAS LLUVIOSOS SIN TI.”

Viviana dijo...

Ajj. Yo odio la lluvia por razones muy parecidas a las tuyas. Pero sobre todo por el esponjamiento capilar no chic. Lo padezco y no me gusta mi aspecto cuando está así.

Saludos Ana.

Reporte clínico...

    follow me on Twitter

    Terapia grupal...