viernes, julio 11, 2008

¿Está usted loco?

Hace unos momentos esperando a que mi fuckin lap se reiniciara me puse a pensar acerca de lo emocionalmente influenciable que soy, en cómo con bastante facilidad los demás logran alterarme se lo propongan o no. Sumémosle a eso el hecho de que en éste, mi recién adoptado y querido pueblo, la gente es desesperante hasta decir basta.

O yo soy muy cabrona, o los demás son muy pendejos. Neta, es increible como las personas se esmeran en hacer el menor esfuerzo posible por pensar. Ejemplifico mi punto: estos entes insubstanciales no ponen atención, es más creo que ni saben que significa atender, obvio después de no haber atendido no tienen ni la más remota idea de lo que están haciendo, por lo tanto la cagan y cuando ya la superdefecaron son incapaces de darle una solución a su estupidez. Así que por qué no dejar que alguien más les resuelva la vida? Y ese es el cuento de todos los días!

En el momento me enoja mucho, maybe porque cada que alguien cercano a mi no pone a girar su ardilla soy yo la que paga el pato, sin embargo ahora que lo reflexionaba con más calma me di cuenta que posiblemente no sea únicamente hueva de pensar, sino que más bien, quien tenía que enseñarlos a hacerlo no lo hizo o no muy bien. Porque han de saber ustedes que pensar no es cosa fácil, de hecho sostengo la teoría de que pensar no se aprende de manera silvestre.

"Pensar" son una serie de procesos que hay que aprender primero vicariamente, después por medio del ensayo y el error , hasta que una vez dominada la técnica lo hagamos sin necesidad de repasar cada uno de los procesos necesarios para que dicha actividad se realice con resultados exitosos.

Así que después de tantas quejas de mi parte hacia dicha situación, he decidio a hacer algo al respecto, por lo menos con las personas a las que puedo influenciar, por lo tanto he creado unos sencillos puntos que anotaré en el pizarrón de pendientes para que toda la bola de no pensantes-huevones que va a hacer mosca a mi oficina lea.

1.-Percibir (abrir todos los sentidos para poder captar toda la información que está disponible)
2.-Procesar (acomodar y asimilar la información antes percibida)
3.-Plantear el problema (después de acomodada y asimilada, la información tiene que servir de algo, ver para qué la puedo ocupar)
4.-Planear ( ya se qué quiero resolver, ahora pasar al cómo lo voy a resolver)
5.-Preguntar ( si me falto un poco de información se vale regresar al paso 1 y si ya no se está en ese ambiente, podemos pedir ayuda a alguien más para que nos refresque la memoria)
6.-Parar ( cuando ya no sepamos que más hacer es preferible detenernos. Verbigracia: en este momento me estoy dando cuenta de la bola de babosadas que estoy escribiendo, so creo que la lección del día acabo porque nadie me trajo mi manzana!!!

Cambiando radicalmente de tema, o a lo mejor en el mismo orden de ideas, todo depende del ángulo del que se lea. Ayer tuve que ir a sacar del bote a mi bro y pagar una multa de 2,500 varos namás porque al inocente de mi carnalito se le ocurrió decirle a un honorable miembro del cuerpo de policía local: "¿Está usted loco?", a lo que el letrado oficial le respondió: "¿Qué traigo uniforme de Sabritas?" al mismo tiempo que lo esposaba, ja!

No pinchen mamen, $2,500 por falta de respeto a la autoridá!!!

¿Será que tendrá que ver lo de pensar y esto?

2 comentarios:

Viviana dijo...

Efectivamente Anita, la gente es pendeja. Yo he llegado a esa conclusión después de años de observación, jeje. Pero también me he dado cuenta que la pendejez ajena nos afecta más cuando estamos menos tolerantes. O quizá, cuando andamos nosotros también más pendejos (que la pendejez también puede ser temporal y puede darnos a las mentes privilegiadas)

Saluditos

Ana dijo...

Las mentes privilegiadas rulean!!! jajaja...

Mi período de pendejez recién pasó hace como 2 meses, ahorita ando pila!

Saluditos Vivianita!

Reporte clínico...

    follow me on Twitter

    Terapia grupal...