sábado, noviembre 01, 2008

Si sé mucho, no sé nada...


No me cabe la menor duda que uno no puede ser sino es a través del otro. Es un otro el que nos da la vida, el que nos cuida y nos protege cuando somos pequeños, el que nos consuela y sabe cómo sacarnos una sonrisa cuando la necesitamos. Ese otro en el cual nos vemos reflejados es quién nos constituye, quién nos enseña a ser y a no ser.

La vida de los individuos está plagada de otros significativos, individuos como uno que nos reflejan nuestro ser en diferentes contextos, diferentes facetas. Individuos que conciente e inconscientemente ayudan a forjar nuestra identidad. Padres, amigos, familiares, maestros, esos son nuestros otros, esos son mis otros significativos.

Desafortunadamente, hace 4 años perdí a mi primer otro significativo: mi padre. El camino que recorrimos juntos no fue muy largo, sin embargo el día que murió, a pesar de haber sido una muerte anunciada, una parte de mi se fue con él. Esa Ana, hija de José Luis, ya no existía más, por más que lo intentará jamás volvería a tener una relación así con nadie, jamás encontraría a alguién a quién llamar padre. Fue duro aceptar la muerte de mi padre, sin embargo la antesala a su muerte me preparó para dejarlo ir, fueron meses difíciles, muy difíciles. A la distancia aún puedo sentir ese vacío que me dejó su ausencia.

La semana pasada, el 22 de octubre de 2008, hace 10 días perdí a mi madre: mi mayor otro significativo, el pilar de mi vida, áquel otro quién hizo que yo fuera quién soy ahora. De una manera totalmente inseperada mi madre partió y yo me quedé sin palabras... aún sigo sin palabras... no sé qué decir, qué hacer, qué sentir, sólo sé que ella ya no está y que Ana de nuevo murió. Nuevamente la experiencia de perder una parte de mi me invade, la sensación de traer algo roto "aquí adentro" está más presente que nunca, no duele, simplemente está ahí dejándome sin nada que decir.

Mis otros más significativos se han ido, han partido dejando a una mujer que mucho tiempo se vió reflejada en sus ojos y que ahora tendrá que buscar ese otro donde posar su mirada.

Los amo y nunca los voy a olvidar!
Mami te amo mucho!

6 comentarios:

Jordy dijo...

Sin ánimos de parecer exagerado, puedo decirte que te entiendo y que lo siento mucho. En momentos así ¿qué puede uno decir? No lo sé, quizá soy sólo un extraño que debería decir "mi más sentido pésame" y ya. Pero no sé, no puedo y tampoco quiero. A la vez que escribo esto recuerdo repentinamente una frase: "la vida es un constante no saber qué fue, qué es ni qué será". Espero que el sentimiento de vacío vaya haciéndose más pequeño cada día. A todos nos toca en algún momento aprender a convivir con la ausencia. Un abrazo virtual muy genuino.

Anónimo dijo...

Mujercita recibe un gran abrazo, tan fuerte como tu misma.... adelante siempre adelane....
El mejor legado de los padres es uno mismo, Nunca olvides de donde vienes...cuidate mucho....

Mr. Magoo... dijo...

Precisamente por lo mismo que ella es gran parte de lo que eres ahora, ella seguira estando en ti, en cada actitud, y le vacio terrenal se ira reduciendo cada vez mas y pasara a ser un espacio espiritual, del cual nos vamos llenando, formando, y vamos entendiendo muchas cosas, nunca dejamos de aprender de nuestros padres, nunca.
Un abrazo bien fuerte para ti, no hay mucho que decir, solo que estoy contigo...

Anónimo dijo...

Con gran dolor leo las confesiones
de pena donde tu corazón sangra

pues irreemplazable una madre
siempre es ,nadie su lugar puede
ocupar

La viada tiene cosas buenas si es
lo que quieres tomar no te debes
de abandonar

Lucha por seguir y vencer tu
mama desde arriba se alegrará
ella siempre te guiará

Los consejos son dignos de guardar
pues tu salud puede mejorar

Pero lo mejor que uno puede tener
la amistad de un corazón donde
puedas llorar reír, y con alguien
compartir

Es la mayor riqueza que una puede
desear, el tener amigos amigas en
quien confiar
te sentirás mejor sabiéndote comprendida
por ellos sin interés,y también ser querida

A mi Ana me ha enternecido qué sé
acuerde de su padre y no lo eche en
el olvido

pues hay veces que cómo una pavesa
pasas siendo pasto del olvido

y si no que se lo pregunten a esos
de tercera o quinta edad

que no tienen con quien sus penas
comentar viven en una eterna
soledad

Un abrazo de corazón, desde Espña

Rasputín

Dark Fenix dijo...

Amiga... No sabia... :(
Se q no hay palabras para poner aqui q puedan cambiar algo lo q sientes... Pero espero sepas q se te quiere mucho y q desde acá te envío un abrazo enorme y mucho mucho cariño...
Y como dijo Magoo, estoy (estamos) contigo...

Un besote, Ana...

Ana dijo...

Gracias a todos!

Aquí sigo, calladita, observando. Espero pronto juntar las palabras necesarias para seguir haciendo de éste el espacio donde acostumbro verter mis incongruentes pensamientos.

Reporte clínico...

    follow me on Twitter

    Terapia grupal...